7 maravillas del mundoO moderno

..::Cristo Redentor::..

 

La estatua de Cristo Redentor está situada a 709 metros sobre el nivel del mar, y se localiza en la ciudad de Río de Janeiro, en la cima del Cerro del Corcovado. Tiene una altura total de 38 m, pero 8 m pertenecen al pedestal. Fue inaugurado el 12 de octubre de 1931, después de aproximadamente cinco años de obras.

La construcción de un monumento religioso en la ciudad fue sugerido por primera vez en 1859, por el padre Pedro Maria Boss y la Princesa Isabel. Se retomó la idea en 1921, cuando se aproximaba la conmemoración por el centenario de la Independencia.La primera piedra de la estatua fue colocada el 4 de abril de 1922 y las obras fueron iniciadas en 1926. Entre otras personas que colaboraron para la realización pueden ser citados los ingenieros Heitor da Silva Costa (autor del proyecto), el artista plástico Carlos Oswald (autor del diseño final del monumento) y el escultor francés Paul Landowski (ejecutor de la escultura).

La construcción de cemento armado, de más de 1.000 toneladas, combina ingeniería, arquitectura y escultura, y tiene entre sus logros el hecho de que nadie muriera en accidente durante las obras, algo que no era normal en la época y con proyectos de esa dimensión. Por las condiciones de construcción, sobre una base en la que casi ni cabía el andamio, con fuertes vientos, y la estructura de la estatua, cuyos brazos se extienden hacia el vacío y la cabeza queda inclinada en un desafío a la ingeniería, Levy calificó la obra de "hercúlea".

En la ceremonia de inauguración estaba previsto que la iluminación del monumento fuera accionada desde la ciudad italiana de Nápoles, donde el científico italiano Guillermo Marconi emitiría una señal eléctrica que sería retransmitida por una antena situada en el barrio carioca de Jacarepaguá, vía una estación receptora localizada en Dorchester, Inglaterra. Sin embargo, el mal tiempo imposibilitó la hazaña y la iluminación fue finalmente accionada directamente desde el local.

El sistema de iluminación fue sustituido dos veces: en 1932 y en 2000. Restaurado en 1980, con motivo de la visita del papa Juan Pablo II, y nuevamente en 1990. En 2003 fue inaugurado un sistema de escaleras mecánicas para facilitar el acceso a la plataforma donde se eleva la estatua.

Conocido como símbolo no solo de la ciudad de Río de Janeiro, sino también de Brasil, la estatua de Cristo Redentor es captada por las lentes de dos millones de turistas que contemplan y trasforman este punto turístico en una verdadera “torre de Babel”.

Símbolo del Amor y una llamada a la fraternidad. Este colosal Cristo, de 38 metros de altura y 1.145 toneladas de peso, es el orgullo de todos los brasileños, sean del origen y la casta que sean, pues desde su cerro los abraza y protege con ese gesto que tan famoso ha hecho su silueta de brazos abiertos. Y allí, desde el Corcovado, el más imponente cerro que rodea a Río de Janeiro (Ver hoteles en Rio de Janeiro), a 750 metros de altura, y con las famosas playas de Copacabana, Ipanema, Leblon, Barra do Tijuca y Sao Conrado, a sus pies, el Cristo Redentor parece llamar al mundo a la Paz, al Hermanamiento y al Amor.

Aún cuando la idea de este monumento ya surgió a mediados del siglo XIX, no fue sino hasta el año 1921 en que se llevó a efecto, no sin antes una gran discusión sobre en cuál monte debería ir situado: si el Pan de Azúcar o el Corcovado. Finalmente se eligió éste último por su mayor altura.

Con los esquemas del ingeniero Heitor Da Silva Costa, y la financiación de todos los brasileños, en 1922 se colocó la primera piedra. Carlos Oswald aportó sus diseños, y la imagen es obra del francés Paul Maximilien Landowski. Su inauguración, al fin, se produjo el 12 de Octubre de 1.931, y contó con la excepcional colaboración de Marconi, el famoso físico italiano que obtuvo el premio Nobel de Física.

Para llegar a él, podemos llegar, bien por carretera, bien por un tren electrificado que se inauguró en 1889 por el emperador Pedro I.

75 años cumplió en el 2006. Años durante los que puede contar innumerables anécdotas, como la que se dio con los bocetos originales, cuando se planteó la posibilidad de que cargara el Cristo con una Cruz y un Globo Terráqueo, idea que se desechó para evitar que se pensara que se trataba de un Cristo “futbolista”. O como aquélla otra en que el Obispado de Río de Janeiro decidió denunciar a varias empresas que utilizaban la imagen del Cristo en latas de cervezas y otros artículo, para evitar que su imagen perdiera religiosidadEl Cristo Redentor es una estatua de estilo Art-Déco localizada en la cumbre del cerro Corcovado en Río de Janeiro, Brasil. Mide 38 metros de altura, de los cuales 8 corresponden al pedestal. Fue construida entre 1926 y 1931.

Este monumento emblemático de Brasil está considerado como una de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo.

La primera idea de su construcción data de la década de 1850 cuando el sacerdote Pedro María Boss le pidió financiamiento a la Princesa Isabel de Brasil para construir un monumento religioso. La princesa no prestó mucha atención y la idea fue totalmente descartada cuando Brasil se convirtió en república en 1889, separando por ley a la Iglesia y el Estado.

En 1921, cuando se acercaba la conmemoración del centenario de la independencia de Brasil (7 de septiembre de 1822), la Arquidiócesis de Río de Janeiro propuso nuevamente la idea de una gran estatua en el cerro. La Arquidiócesis organizó un evento llamado Semana do Monumento para recolectar donaciones. Algunos de los diseños considerados para la estatua tenían a un Cristo con un globo terráqueo en las manos y un Cristo crucificado. Fue escogido el Cristo Redentor con los brazos abiertos.

Entre los principales ejecutores de la obra están el ingeniero Heitor da Silva Costa (autor del proyecto), el artista plástico Carlos Oswald (autor del diseño final del monumento) y el escultor francés de origen polaco Paul Landowski (ejecutor de la obra). La primera piedra fue colocada el 4 de abril de 1922, aunque la construcción empezó en 1926.

Fue inaugurada con una gran fiesta el 12 de octubre de 1931 por el presidente Getúlio Vargas. Estaba previsto que para la inauguración el mecanismo de iluminación fuese accionado desde Nápoles, en Italia, por el científico italiano Guillermo Marconi, sin embargo el mal tiempo lo impidió y tuvo que hacerse en el lugar.

El sistema de iluminación ha sido sustituido dos veces, en 1932 y en 2000. El monumento fue restaurado para la visita del Papa Juan Pablo II en 1980, aunque también se hicieron trabajos en 1990. En el 2003 fue agregado un sistema de escaleras eléctricas para facilitar el acceso a la plataforma donde se encuentra la estatua.

En el 2006 el lugar donde está El Cristo Redentor fue declarado santuario, por lo que la gente puede casarse, bautizar a sus hijos o hacer cualquier ceremonia católica.